¡Bienvenido a 1521! Aquí empezó todo

España vive en 1521 un momento convulso con la revuelta comunera de Castilla contra el rey Carlos I. Esta circunstancia es aprovechada por el rey Francisco I de Francia para enviar su ejército a la península.

Asparrot y el asedio francés

En mayo de ese año llegan a Logroño tropas francesas comandadas por Andrés de Foix, “Asparrot”, y exigen que la ciudad les deje pasar hacia Castilla. 

La gente valiente de Logroño responde

El corregidor de Logroño, Pedro Vélez de Guevara, responde negativamete a esa exigencia y convoca a Concejo Abierto en la iglesia de Santiago.

En el Concejo Abierto la ciudadanía apoya de forma unánime la decisión y se ofrece voluntaria para defender Logroño.

Las tropas francesas llegan a la ciudad

El 25 de mayo los franceses cruzan el Ebro en Varea y acampan en Madre de Dios. Asparrot ordena bombardear la ciudad y descepar los viñedos.

Tras una semana de ataques cae el primer muro. Los logroñeses y las logroñesas hacen ataques sorpresa e inundan el campamento francés.

 

La victoria logroñesa

Al cabo de unos días llega la noticia de que el Conde de Haro se dirige a la ciudad con sus tropas. Todo esto va haciendo minar la moral de los franceses que el 10 de junio levantan el campamento.

El emperador Carlos, como recompensa, otorga a la ciudad de Logroño el título de muy Noble y Muy Leal y que pueda lucir en su escudo tres flores de lis.

Desde entonces es fiesta en Logroño el 11 de junio, día de

San Bernabé.